“Por pura higiene democrática, una sociedad con un pasado tan violento como el nuestro no puede dar la espalda a su historia a riesgo de permanecer dividida generación tras generación”. Leer artículo.