El otro día leí una noticia sobre un proyecto creado por ocho estudiantes españoles para evitar la proliferación de mensajes de odio en las redes sociales. La idea era introducir un icono de rebobinado —el proyecto se llama Rewind— para que los usuarios hagan un uso más consciente de las redes. Me pareció genial. Leer artículo.