Siempre que veo un visillo, te imagino esperándome al otro lado con una sopa caliente sobre la mesa, los brazos abiertos abarcando la esperanza  y tu boca, promesa de futuro, diciéndome que, pase lo que pase,  todo estará bien porque es lo que tiene que ser. La vida. Solo eso. Nada más y nada menos que eso. Por siempre, para siempre, Talola. @lawolemba