­

Y al final eras tú

Años burlando la tenaz labor del tiempo y el olvido,
huyendo de los miedos que habitan en el envés de los párpados,
alimentándome de caricias que no sobrevivían a la hambruna del amanecer
y, al final, eras tú.

©Lawolemba

Deja tu comentario