Se trata de una novela muy reflexiva en la que la acción narrativa parece un mero atrezzo que enmarca los pensamientos y emociones del personaje.

 Me ha gustado especialmente el tratamiento que la autora ha dado a los escenarios de Portugal y Lisboa. Leyendo la novela, he hecho un recorrido turístico digno de una novela de viajes. También estoy muy a favor de la pugna que la novela hace a favor del feminismo y la normalización de la homosexualidad. Si hay algo que me ha parecido muy inspirador es que se retrate la difícil decisión entre trabajar en un entorno laboral rentable yun trabajo por pasión. Leer +