Con una buena estructura argumental y una buenísima creación de personajes, es la típica lectura, relajada y calmada, que se agradece de vez en cuando. Al terminar esta fantástica novela sentí un vacío lector que me encantó. Leer +