Un libro que ofrece una narración fluida, con una prosa muy cuidada y donde los sentimientos cobran protagonismo para que los personajes crezcan según avanza la lectura. Unos personajes que se hacen reales y, mucho más importantes, creíbles, como si la autora escondiera parte de sí misma en ellos y nos lo ofreciese como un regalo. Leer +