Una historia preciosa, para deleitarse con los paisajes portugueses y sus anécdotas, para reflexionar, pero especialmente para ver cómo Sara y Lola se desnudan ante nuestros ojos mostrando sus sentimientos y contándonos las historias de sus mujeres que aún arrastran. Una historia con la que es inevitable sonreír con su final, y llenarnos de toda la esperanza e ilusión que se respira en él.  Leer +