La novela es mucho más que un viaje físico de dos mujeres huyendo de una realidad que las aprisiona; es un viaje metafísico, emocional, sensitivo, más allá de los límites corporales, tangibles, reales. Es un viaje de emociones, sentimientos, una búsqueda del Yo interior más inocente y puro, el que no está contagiado por las experiencias, sino completado por el aprendizaje, el que no pesa, el que es ligero como el viento. Leer +