Me ha cautivado desde la primera página hasta la última. Me ha tenido pendiente en todo momento y con muchas ganas de tener un rato para poderme poner a leerlo, es algo que últimamente me ocurre con muy pocos libros. La autora sabe muy bien de cómo mantenernos ahí sin que podamos retirar la vista de las hojas del libro. Muy recomendable. Leer +