9 de cada 10 escritores nóveles cometen el error de escribir sus escenas con un ritmo excesivamente lento. Ya sea para crear suspense o por cualquier otra razón, cuando las necesidades de nuestra novela nos exijan frenar el ritmo y darle a la narración un paso más lento, hemos de ser cautos a la hora de elegir la estrategia más conveniente para ello. Ana Bolox, nos lo explica en este magnífico artículo.

Leer más